Addicted to CastroValnera

Desde el Bernacho, desde Lunada, por Estacas, desde Pandillo… con Raquetas, crampones o en pantalón corto..no sabría elegir cómo me gusta más subir al CastroValnera, pero lo que tengo claro es que desde que lo descubrí soy adicta.

Pero ¿qué tiene de especial este lugar?

  • Reto que me propuse lograr dentro de mi lista de “Cosas que hacer antes de los 30”. Lo logré el mismo día de mi cumple (casi no llego).

De aquello  ya ha llovido un poco pero unos meses antes de cumplirlos me entró la neura de que los 30 es el principio del fin y comencé a hacer cosas distintas a las habituales de mi día a día…Mi padre (tb conocido como aita Sherpa) se armó de paciencia y me introdujo en el mundo de la montaña completamente desconocido para mí. El día “D” me llevó al Bernacho  y suave suave (guardando motor como él dice) llegamos a la cumbre. Nunca había estado tan reventada la verdad…aficionada al “tumbing” aquello fue una gran hazaña. Y con eso de “para una vez que subes te voy a tratar de enseñar lo máximo posible” me hizo bajar haciendo una circular que las agujetas me duraron 4 días. Ni que decir tiene que mucha fiesta de cumple no hubo esa noche…no me podía ni mover jajaja

Se ha convertido en tradición lo de subir al Castro en mi cumple y salvo este año que mis piernas estaban medio dormidas lo haré siempre que pueda.

  • Una vez que conocí esta montaña me puse a investigar un poco y resulta que descubrí cosas que aunque llevo toda la vida veraneando en la zona..no tenía ni idea. Por ejemplo, y cito textualmente lo leído en libros:

“En torno a sus laderas se instaló un gran aparato glaciar durante el Pleistoceno, alimentado por unas intensas precipitaciones que provocaron que sus morrenas alcanzasen las cotas más bajas de toda la Península Ibérica. “

Cómo que el glaciar con cotas más bajas de toda la Península?  Cómo que glaciar? Pues eso parece si…

Y si sigues  investigando lees que en esta montaña se encuentran 11 pozos de más de 100m de vertical.  Las simas y yo no somos grandes amigas desde que los bomberos  tuvieron que sacar a mi perro de una de ellas (forma parte de otra historia) pero igualmente me parece relevante mencionarlas.

torcas

 

  • Y cómo no, hay que mencionar que lo más especial es que en sus inmediaciones se encuentra nuestra ya conocida estación de Ski de Lunada. Desde mi punto de vista es uno de los grandes bienes que posee la zona. A ver si este año podemos disfrutar de ella.  La primera vez que traté de coger la percha con el snow me di un golpe que casi pierdo el sentido. Si lo visualizo aún me duele.. . y tb recuerdo a mis amigos alrededor mirando con cara de susto. La verdad es que me encantaría probar la sensación de nuevo ya que el año pasado aprendí algo más.

 

Y no me extiendo más…

 

Un saludo a todos y nos vemos en las cumbres
Nerea Sangroniz
@

wpid-wp-1419589633262.jpeg

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *